Daniel Marcelo | Viviendas en “Portosinhos” Oporto

Viviendas en “Portosinhos” ( entre Porto y Matosinhos )


El presente ejercicio de vivienda colectiva, es el clásico ejercicio que se realiza en 4º curso de la escuela de arquitectura de Reus. Se trata de un ejercicio muy completo por lo que refiere al barrio, o mejor dicho que colabora a construir y suturar una parte de un distrito deshecho entre Porto y Matosinhos. La propuesta se compone por 149 viviendas de protección oficial en una superficie d’1,35 Hectáreas.

La idea es una conjugación de dos características básicas: En el interior de isla se puede decir que se busca la vinculación del espacio colectivo y el acceso a la vivienda, sin embargo al perímetro exterior se sitúan las acciones relacionadas con el comercio, acceso mediante vehículo al garaje subterráneo y el intercambio económico. Se entiende que en el interior se realizan las actividades cotidianas entre ciudadanos mediante los equipamientos y el ocio. En cambio, en el exterior se centra la actividad en el negocio y el movimiento cotidiano.

La manera de como se entiende la porción de isla respecto a la ciudad, viene a ser una transición entre los movimientos acelerados de la ciudad y la paz que proporciona el interior de manzana, en otras palabras accedemos des de las calles viarias y de estas continuamos hacia los espacios colectivos con vivienda y equipamiento, finalmente accedemos a la vivienda. Todo forma parte de una asociación de escalas, de más grande a más pequeña, hasta llegar al espacio esencial de cada habitante.

La estructura se puede decir que surge de la tipología y viceversa, claridad y sencillez estructural. Es el resultado previo del diálogo entre aparcamiento y tipología. Las unidades de vivienda responden a dos criterios formales, las ubicadas a Norte/Sud y las Este/Oeste. Para componer la tipología se opta por realizar un estudio combinando piezas entre sí para conseguir tipologías diversas y un resultado de vacios y llenos que funcionan como a terrazas.

Cuando en la piel se entiende que la orientación norte/sud, tiene que estar convenientemente protegida, en verano por este motivo se aplica un filtro generado por plantas enredaderas y un juego de volúmenes que proyectan sombras a dichas fachadas.

Año: 2010
Categoría: Urbanismo / Paisajismo / Proyecto Básico
Colaborador: Xabier García Colomé y Gabriel Horrach,
Fotografía: Daniel Marcelo
Cliente: Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Reus

Share Button